miércoles, 2 de mayo de 2012

Volver a creer.

Pensé que después de él no habría nadie mas, que si no era él no sería otro, que no querría a otro que no fuera él. Resulto que no era verdad, que podía vivir sin su amor, que me podía volver a enamorar, a creer otra vez en el amor. Ahora has aparecido tú en mi vida. Cada vez que te rozo, que te veo, que me hablas: me tiemblan las piernas, siento un nudo en la garganta y me bloqueo. Estando a tu lado no soy yo misma, me quedo sin palabras, me pones nerviosa... Me gustas, siento algo por ti, y cada día esto va aumentando más y más. Y aun que la gente no me apoye o me critique por esto, me da igual, te quiero les guste o no.